El próximo sábado 16 de diciembre tendrá lugar la Campaña del Kilo-Litro, ya muy tradicional entre nosotros, que cumple su XIX edición. Impulsada y organizada por Tots amb Ella, los alimentos que se recogen se llevan a Caritas Parroquial, encargada de distribuirlos a las familias necesitadas.

Se oyen comentarios y criticas que Caritas solo da a extranjeros. Nos gustaría que eso fuera verdad. Estaríamos muy contentos, si esas criticas fueran verdad, pues sería buena señal. Pero son criticas que vienen desde la lejanía afectiva. Los que estamos “a pie de tajo”, sentimos tristeza, porque no pocas veces son nuestros vecinos, los que menos esperas, que están pasando por un mal momento.

También una experiencia muy bonita de Caritas que deseamos compartir es la siguiente. No pocas veces las mismas personas necesitadas se hacen voluntarios de Caritas; a la vez que son ayudadas, ayudan. Y… por supuesto, si son necesitados, aunque sean voluntarios se llevan, y tienen que llevarse su parte correspondiente al igual que otros que no sean voluntarios. Por supuesto. No por ser voluntarios tienen que dejar de recibir su parte correspondiente, al igual que los demás. Tal vez por eso alguien comenta que los voluntarios se llevan alimentos de Caritas. Si se los llevan, no es por ser voluntarios, sino por ser necesitados, como los demás.

Aprovechamos esta ocasión para agradecer a todos y a cada uno la colaboración, para que podamos seguir ayudando, pues como decía San Pablo “la Caridad de Cristo nos urge”.

Gracias. Dios te bendiga.